¿CÓMO MARIDAR NUESTRAS CARNES Y EMBUTIDOS ARTESANALES?

Su cesta de la compra esta vacía
07/06/2021
Los embutidos
Una pequeña guía para potenciar sabores
 
Para los apasionados de la cocina todo buen plato se debe acompañar con el mejor vino. Si no sabes qué vino combina mejor con tu plato, os dejamos una guía para para saber cuál es el vino ideal para potenciar el sabor de la carne.
 
Para las llamadas carnes rojas:
 
Si tu comida principal va ser a solomillo, entrecot o chuletón, acompañado por ejemplo de unas verduritas o unas patatas panaderas, lo mejor es descorchar alguno de los vinos tintos crianza o reserva. Buscamos un vino con alta concentración y de gusto potente. En el caso de la carne de cordero, el vino que mejor le irá serán los frutales, ya que su sabor es fuerte y el dulce de los frutales ayudará a equilibrar los sabores.
 
Si se trata de jamón u otros embutidos que suelen presentar sabores muy pronunciados, necesitarán un vino graso y rotundo. La grasa de los embutidos se aprecia mucho más claramente cuando se sirven fríos, por lo que convendrá elegir en este caso un vino más ácido de lo normal. Los vinos corpulentos y aromáticos armonizan divinamente con todo tipo de embutidos.
 
Sobre todo, el vino que mejor combina con la carne roja es el tinto.
 
Para las llamadas carnes blancas:
 
A diferencia de las carnes rojas, las carnes blancas nos más neutras y esto nos permite ampliar el abanico de vinos entre los que podemos elegir.
 
En el caso del pollo o pavo, se aceptan todos los vinos: blancos, rosados, tintos… eso sí, no se recomiendan dulces, ya que el sabor de dicha carne no es muy fuerte. Por otra parte, la carne del pato, sí que necesita la presencia de vinos blancos con cuerpo y frescos. Ya que necesita contrarrestar el sabor graso.
 
Por último, el cerdo, exige un vino con mucho cuerpo. Dependiendo siempre del tipo de salsa que lo acompañe, si es suave o dulce se integrará perfectamente con un vino joven, seco o semi-seco.