Blog carnicería Donat
Facebook Twitter Instagram Youtube Blog
Blog carnicería Donat
Facebook Twitter Instagram Youtube Blog
Blog Carnicería Donat
01/04/2015 Hay tradición.

NUESTRA LONGANIZA DE PASCUA.

Tradicional y excepcional a partes iguales

Que no falte: la longaniza de pascua, la mona, la “sobrasà” i “les favetes tendres”…

La tradición d’Ontinyent, capital de la comarca de la Vall d’Albaida, nos lleva a buscar un lugar soleado que bien puede ser en el Pou Clar, a orillas del Clariano, en Santa Ana o incluso en Fontanars, para comernos la mona, la “llonganisa de Pasqua”, la “sobrasà”o unes “favetes tendres” y, por supuesto, romperle un huevo duro en la frente al compañero que quede a nuestro lado.

En Ontinyent y, también, en gran parte de la Vall d’Albaida y comarcas cercanas como La Costera o el Comtat, la tradición de una merienda pascuera tiene cuatro ingredientes gastronómicos principales:

La longaniza de pascua.
En Ontinyent se elabora con Panceta de cerdo, magro de cerdo, tocino, sal y especias. La longaniza de Pascua se produce artesanalmente en estas fechas, aunque todo el año podemos encontrar longaniza seca en las carnicerías, para su elaboración se pica la carne, se amasa junto a las especias, y se embute en tripa natural de cerdo. Se ata con hilo de algodón 100%, y se orea en secadero natural 30 días.

De todos es conocido el “Embotit d’Ontinyent” que tiene marca de calidad desde 2009, especialmente la “botifarra de ceba”, pero igualmente importante es la longaniza de pascua tan tradicional como excepcional.

Antiguamente al acabar el periodo de Cuaresma la iglesia permitía volver a comer carne, y era costumbre típica valenciana salir a merendar al campo, por lo que la longaniza pascuera, que no necesitaba ser cocinada, junto al huevo duro, las habas o un trozo de sobrasada eran los alimentos ideales para las meriendas o comidas pascueras.

La mona.
Se elabora durante la Pascua y se remata con uno o varios huevos pintados de colores. Aunque, desde hace algunos años, los huevos de chocolate están ganándole terreno a los huevos duros tradicionales. Es tradición que el padrino se la regale a su ahijado el Domingo de Pascua.

La sobrasà.
Se elabora durante todo el año con la carne de papada de cerdo, pimentón de la Vera dulce y sal. Suele secarse en secadero durante 30 ó 35 dias.
La sobrasada artesana d’Ontinyent es exquisita y se puede encontrar en charcuterías y carnicerías todo el año. En nuestra zona tiene tantos adeptos la mona con sobrasada como la mona con chocolate… y es que en cuestión de gustos no hay nada escrito.

Las habas tiernas.
La primavera y el final del invierno es la época ideal para las habas, las encontramos en las verdulerías tiernas o secas, pero en Pascua la tradición manda consumirlas tiernas, directamente de la vaina y acompañando a la longaniza pascuera o a la mona con “sobrasà”.
En la Carnicería Donat parte importante de la calidad de nuestros embutidos es la ubicación, la Vall d’Albaida tiene el clima especial para conseguir un oreo perfecto que dan el punto de valor a nuestros embutidos.

La longaniza pascuera de 2014 lleva oreando desde unos días antes de San José para que estas pascuas volvamos a disfrutar las tradiciones y podamos exportar nuestras tradiciones más allá de nuestras fronteras.





BOLETÍN DE NOTICIAS

¿Quieres recibir ofertas. novedades
y noticias de EMBUTIDO
Y COMIDO?

Introduce tu mail aqui.Aceptas las condiciones generales de Embutido y Comido.



Carnicería Donat
SÍGUENOS Facebook Twitter Instagram Youtube Blog