Blog carnicería Donat
Facebook Twitter Instagram Youtube Blog
Blog carnicería Donat
Facebook Twitter Instagram Youtube Blog
Blog Carnicería Donat
19/12/2019 Hoy comemos...

BARBACOA PERFECTA.

Todo preparado antes de cocinar.

El éxito de la barbacoa reside en su facilidad. Pero para ello debes contar con los elementos necesarios para que todo salga redondo.

Controla bien la brasa:

Al principio no es sencillo. Cuando no controlas la potencia de la parrilla las primeras tandas de comida suelen quemarse y las últimas podrían quedarte crudas. Ten en cuenta este detalle a la hora de hacer la compra.

Planifica bien:

•No te quedes corto, pero tampoco te pases. Cuando uno piensa en barbacoa inmediatamente visualiza kilos y kilos de carne. Para evitar el despilfarro de comida (y de dinero) lo ideal es diseñar un menú teniendo en cuenta el número de personas que seréis.
•Lo normal son unos 200 gramos por persona para entrantes (chorizos, pinchos de pollo, panceta) o 250 gramos de carnes magras (chuletas, entrecot, alitas de pollo) y algunas verduras como puerros, berenjenas o pimientos que además de acompañar la carne agilizará nuestra digestión.
•Si llevas sin utilizar tu barbacoa desde el año pasado es importante que te asegures de que está limpia. Lo mejor es que la limpies después de cada uso para que la parrilla no se impregne de olores. Cuando termines de cocinar con la parrilla aún caliente añade bastante sal y frótala con papel de periódico.

No te cortes:

El grosor de la carne tiene que ser el adecuado para que este tierna. Si vas a hacerlo tú mismo aprovisiónate de un buen cuchillo afilado y córtala en dirección a las fibras de la carne, pero nunca en paralelo.

Que tu barbacoa esté on fire:
•Avivar la llama no es tarea fácil, por eso os aconsejamos encender la brasa una hora antes (mínimo) de la hora que quieras empezar a comer.
•La cantidad de carbón que tienes que poner dependerá proporcionalmente de la cantidad de carne que vayas a cocinar.
•Las llamas deben desaparecer para que el calor quede repartido uniformemente y no se queme la carne. Cuando la mayor parte de las llamas se hayan apagado y el cabrón empiece a enrojecerse podrás pasar a la primera tanda de comida.

¿Cuánto tiempo?
Para que la carne quede en su punto es muy importante que no la marees dándole vueltas sin parar. De hecho, hasta que no estén hechas por un lado no podrás darle la vuelta.
Si has guardado la carne previamente en la nevera, sácala y dale unos minutos hasta que recupere la temperatura ambiente antes de ponerla al calor de las brasas.
Cada tipo de carne tiene un tipo de cocción, por eso, si has elegido cordero o ternera hazlos al final, ya que se cocinan con mayor rapidez.

¿Aceite o no?
Impregna de aceite en forma de spray todos los ingredientes para que no se peguen ni se sequen excepto las carnes grasas.

¿Y la sal?
Recomendamos que para que no se seque la carne, añadamos la sal cuando la carne ya esté hecha.





BOLETÍN DE NOTICIAS

¿Quieres recibir ofertas. novedades
y noticias de EMBUTIDO
Y COMIDO?

Introduce tu mail aqui.Aceptas las condiciones generales de Embutido y Comido.



Carnicería Donat
SÍGUENOS Facebook Twitter Instagram Youtube Blog